jueves, 23 de abril de 2015

23 de abril de 2015




Hoy es un día muy importante para mí. Seguro que acabas de pensar: “¡Nos ha fastidiado! ¿A qué autor no le preocupa el Día del Libro?”. El hecho de que hoy vaya a estar en diferentes puntos de la ciudad de Barcelona firmando ejemplares de mi primera novela, “Bésame mucho”, le da  esta jornada un aire todavía más festivo. Sin embargo la razón principal no es esa.
Hace exactamente tres años a esta misma hora estaba haciendo cola en Plaza Cataluña para que una autora extranjera me firmara todos sus libros. Mientras esperaba miré a mí alrededor y empecé a llorar. Tan solo unas semanas atrás había perdido el trabajo y no tenía ni la más mínima idea de qué iba a pasar con mi vida. Fue tal el parraque que me dio que la señora que tenía justo detrás fue a buscar una tila a un bar cercano. Conseguí tranquilizarme y cuando me llegó el turno estaba más o menos repuesta. Mientras la autora me firmaba un libro tras otro me preguntó a qué me dedicaba y le conté que quería escribir. Ella levantó la vista del ejemplar que tenía entre las manos, me miró a los ojos y me respondió: “Just do it”.
Han pasado 36 meses con sus cosas malas, buenas y magníficas. Hoy echo la vista atrás y veo con satisfacción cómo mi vida ha dado un giro de ciento ochenta grados. Todo ha cambiado. Incluso yo. Ha sido duro, largo, intenso pero ha valido la pena. De esta experiencia he aprendido dos cosas. Primera: Si tienes un sueño persíguelo como si te fuera la vida en ello. Segunda: Rodéate de gente que te quiera de verdad. Lo demás… ¡Qué importa!

¡Feliz Día del Libro! ¡Feliç Sant Jordi! ¡Vividlo todo como la primera vez!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada