viernes, 5 de diciembre de 2014

Amor sin más



Vienen juntos cada mañana al bar. Piden un café con leche para él. Para ella un cortado y un cruasán. Nunca hablan. Solo se cogen de la mano y se miran a los ojos mientras disfrutan del desayuno. Cuando terminan él le explica lo que van a hacer durante el día o los planes que tienen para el fin de semana. Ella le mira pero sin verlo. Sus ojos son del color de la niebla que provoca el olvido. Él sigue observándola con auténtica devoción. Le dice cuánto la quiere, lo feliz que se siente por haber compartido cada instante de su vida con ella.
Entonces, durante unos segundos, ella regresa. Le sonríe y le responde: "Yo también te quiero". Instantes después regresa esa mirada perdida y ella desaparece.

6 comentarios :

  1. Hola guapa pasaba por tu blog para decirte que te he nominado para el premio Liebster Award. Muchas felicidades y pasa por mi blog y besos.
    http://deliacruz469.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias!! Y te visito en cuanto pueda:))

    ResponderEliminar
  3. Que bonito.... vengo a través del Mega Sorteo de Navidad, pero me encantó tu blog.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Espero que vengas con frecuencia. Un beso:)

      Eliminar
  4. ¡Que bonito relato! Me ha gustado mucho, me ha emocionado :)

    ResponderEliminar